Odkhuu Erdenebayar nació en Mongolia, tierra caracterizada por su espiritualidad y su cultura nómada, muy vinculada a la naturaleza. Empezó a cocinar en casa a los seis años, algo habitual en su país, guiado por su abuelo, cocinero y amante de la buena comida. Aprendió además técnicas culinarias en la Escuela Politécnica de Gastronomía de Ulan Bator.
Muy joven decidió que quería ver mundo y emprendió un viaje por Europa que le llevó a la República Checa, Alemania, Suiza, Bélgica, Francia y por último España, donde se enamoró de la cultura, el paisaje y la gastronomía del Mediterráneo. Se quedó en Barcelona para estudiar moda, algo que le había interesado desde siempre, y ahora lleva ya diez años residiendo en la ciudad. En este tiempo ha trabajado para diferentes marcas y diseñadores.
En 2017 retomó el gusto por la cocina y se presentó al casting de la quinta edición del programa Masterchef de Televisión Española, donde resultó escogido y permaneció once programas, sorprendiendo a todos con su destreza a la hora de elaborar platos de la gastronomía tradicional española, así como con su buen carácter y compañerismo. Gracias a ello se ha convertido en un personaje popular en las redes sociales, donde cuenta ya con más de 30.000 seguidores.
Como las celebrities que aparecen en Vanity Fair, Odkhuu también ha respondido a las preguntas del famoso cuestionario Proust:
¿Cuál es tu idea de la felicidad perfecta?
Encontrarte a ti mismo.

¿Quién es la persona viva que más admiras?
Mi madre y mi abuelo.

¿Cuál es tu mayor extravagancia?
No soy nunca extravagante, je, je.

¿Cuál es tu actual estado de ánimo?
Yo siempre positivo.

¿Qué es lo que más te gusta de tu apariencia?
Mis ojos.

¿Cuál es la cualidad que más te gusta en una persona?
La humildad.

¿Qué palabra o frase utilizas con demasiada frecuencia?
Genialis.

¿Quién o qué ha sido el amor de tu vida?
La vida en sí.

¿Dónde y cuándo fuiste más feliz?
De pequeño, la primera vez que olí una mandarina (en Mongolia eran como oro, porque no hay mucha fruta y son muy escasas).

¿Qué talento te gustaría tener?
Escribir.

¿Qué cambiarías de ti mismo?
No quiero cambiar.

Si murieses y pudieras reencarnarte, ¿quién o qué serías?
No sería otra persona, me gustaría ser yo pero mejorar más.

¿Dónde te gustaría vivir?
En el mundo.

¿Cuál es tu posesión más preciada?
Mis recuerdos.

¿Qué es para ti lo más profundo de la miseria?
La guerra.

¿Cuál es tu ocupación preferida?
Conectar con la gente.

¿Cuál es tu característica más marcada?
La actitud.

¿Qué es lo que más valoras de tus amigos?
Su humanidad.

¿Quiénes son tus héroes en la vida real?
La gente luchadora.

¿De qué es de lo que más te arrepientes?
De nada.

¿Cómo te gustaría morir?
Yo nunca moriré.

¿Cuál es tu lema?
«Saber vivir».